Twitter icon
Facebook icon

Perfil Turístico

San Francisco de Alfarcito es una de las comunidades pioneras del Turismo Rural Comunitario en la Provincia de Jujuy.


En 2002 inició sus actividades con proyectos vinculados al Turismo Comunitario y dos años después, la Secretaría de Turismo de la Provincia la integró a la Red de Emprendedores Provinciales.

Desde 2009 conforma la Red de Turismo Rural Comunitario “Espejo de Sal”, integrada por las comunidades indígenas de: Susques, Cerro Negro, Barrancas, Rinconadillas, Sausalito, Santa Ana y Pozo Colorado, ubicadas en el territorio de las Salinas Grandes, entre las provincias de Salta y Jujuy.

Esta actividad promueve entre sus valores el manejo respetuoso y sustentable de sus recursos naturales, de la vida de las comunidades involucradas, su cultura y producción. La consulta y gestión por parte de los actores involucrados, hace que el Turismo Rural Comunitario sea actualmente la alternativa económica que genera desarrollo endógeno a esta comunidad.

San Francisco de Alfarcito se transformó en el oasis de la puna jujeña, tras ser el testigo privilegiado de la época prehispánica y por tener un camino próximo de intercambio que comunicaba a los pueblos Atacameños -del Océano Pacífico y el Desierto de Atacama- y los de la Quebrada y Yungas de la Provincia.

La comunicación y organización comunitaria han hecho posible que lugares como el sitio  arqueológico de Barrancas se transforme en un atractivo para los visitantes.

Y su turismo rural comunitario promueve una experiencia auténtica: compartir la vida cotidiana del hombre de campo en la puna, sus creencias, actividades culturales y fiestas. Todo esto lo destacan como pueblo auténtico para visitar.

Entre las actividades que la comunidad te ofrece podés encontrar: elaboración de tejidos en fibra de llama, actividades de campo según el calendario agropastoril y cultural, gastronomía ancestral, en entre otras.